Cómo mejorar la memoria y el aprendizaje

“Si quieres aprender, enseña” Marco Tulio Cicerón “Si te atreves a enseñar, no dejes de aprender nunca” John Cotton Dana.

Cómo mejorar la memoria y el aprendizaje

La memoria son cambios que se producen en el cerebro para retener o almacenar lo que aprendemos. Al igual de lo que ocurre en los árboles y plantas en primavera, cuando aprendemos, las neuronas emiten minusculos brotes que les sirven para formar nuevas sinapsis o fortalecer las ya existentes con otras neuronas. La memoria es comparable a los canales que forma el agua de la lluvia en los suelos blandos de los caminos. Cuanto más llueve más se profundizan y estabilizan esos canales.

El libro “Aprender, recordar y olvidar”, nos ofrece claves cerebrales de la memoria y el aprendizaje. Interesante la función que desempeña cada parte del cerebro en estos dos aspectos. Para familias y docentes, estos son algunos de los aspectos a tener en cuenta, que facilitan el aprendizaje y la memoria:

  • Importancia del sueño anterior y posterior al aprendizaje. Durante el sueño que sigue al aprendizaje tiene lugar un procesamiento activo en el cerebro. El almacenamiento de la memoria a largo plazo ocurre preferentemente durante este tiempo.

  • Practica deporte y actividades físicas diversas. El ejercicios físico, beneficia las capacidades cerebrales tanto en niños como en adultos, particularmente la memoria de trabajo y la cognición ejecutiva.

  • Guía el aprendizaje con preguntas. Es un procedimiento que motiva al estudiante, concentra la atención y le convierte en investigador. Ayuda al alumno a aprender por sí mismo en el futuro.

  • Practica sistemáticamente el recuerdo de lo aprendido. Beneficia la memoria a largo plazo. Reconstruir el conocimiento es un poderoso método de aprender y recordar.

  • Potencia las emociones en el aprendizaje. Las emociones potencian y fijan las memorias.

  • Lee. Leer pone en juego un importante número de procesos mentales, entre los que destacan la percepción, la memoria y el razonamiento. Cuando leemos activamos principalmente el hemisferio izquierdo del cerebro, pero son muchas las áreas cerebrales de ambos hemisferios que se activan e intervienen en el proceso.

  • Inmersión temprana en múltiples lenguas. Las personas que adquieren múltiples lenguas en su infancia y las practican a lo largo de su vida tienen una mayor capacidad de ejecución mental. Cuando se hacen mayores los bilingües, mantienen las conexiones entre las diferentes regiones de su cerebro, lo que permite compensar el deterioro natural en el procesamiento de la información y el aprendizaje y la memoria.

El aprendizaje y la utilización del ábaco japonés unido a lo anterior, puede contribuir a los procesos de aprendizaje y memoria, además de enlentecer los procesos degenerativos que se producen en el envejecimiento. Practicar en el día a día la operaciones con el ábaco japonés, es una actividad mental que supone esfuerzo y desafío, además de trabajar diferentes partes del cerebro.


Deja un comentario



Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Si continúas navegando aceptas el uso que hacemos de las cookies. Aceptar Más información